Notificaciones

La historia que siempre quisieron contar: todo lo que vivió el Girona hasta volver a LaLiga

Foto autor

Un contenido de:
ElDesmarque

Míchel celebra el ascenso del Girona ante el Tenerife (FOTO: EFE).
Míchel celebra el ascenso del Girona ante el Tenerife (FOTO: EFE).

Para el Girona FC, a la tercera fue a la vencida: perdió las dos últimas finales de la promoción de ascenso a LaLiga Santander de manera cruel, contra el Elche y el Rayo Vallecano, pero este domingo venció al Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López (1-3) y celebró su regreso a la máxima categoría, tres años después.

El equipo, liderado por Míchel Sánchez desde el banquillo y por Cristhian Stuani desde el verde, vivirá así su tercera campaña en la élite, tras competir en Primera en la 2017-18 con Pablo Machín y en la 2018-19 con Eusebio Sacristán.

En las últimas diez temporadas, el Girona ha jugado dos años en Primera, ha festejado un ascenso directo (2016-17), ha jugado cinco finales del playoff y una semifinal y ha celebrado una permanencia agónica en Segunda.

De hecho, el equipo ha disputado la mitad de las promociones que se han jugado bajo el formato actual, seis de 12. Siempre había salido cruz, pero este domingo se redimió con una gran victoria que compensa las cuatro derrotas anteriores en la final, ante Almería (2013), Osasuna (2015), Elche (2020) y Rayo (2021).

El triunfo en Tenerife, cimentado con dianas de Stuani, José León en propia meta y Arnau Martínez, puso la guinda a una temporada muy intensa para los rojiblancos: el revés encajado contra el Rayo costó superarlo y el equipo, pese a iniciar la temporada con una victoria contra el Amorebieta, llegó a la jornada 12 en plazas de descenso, tras cosechar solo 12 puntos de los primeros 36 posibles.

Pero, poco a poco, el vestuario fue interiorizando el estilo asociativo de Míchel y fue ganando competitividad, hasta el punto de que en las últimas 30 fechas sumó 56 puntos, como el Almería y el Eibar y solo por detrás del Valladolid (62). Si no pudo luchar por el ascenso directo fue por el lastre que arrastraba del arranque liguero, pero ha acabado logrando el premio vía playoff.

Los jugadores del Girona celebran el ascenso.
Los jugadores del Girona celebran el ascenso.

El regreso a Primera encumbra a Míchel, que enlaza su tercer ascenso a la élite tras los conquistados con el Rayo (2018) y el Huesca (2020). Y a Stuani, que fue pichichi con 22 dianas, empatado con Borja Bastón (Oviedo), y que en el playoff ha cantado dos goles. El charrúa, de 35 años, ya es el máximo goleador histórico del club, con 106 tantos en 177 partidos, y su mejor jugador de la historia.

Stuani, capitán y referente absoluto del equipo de Montilivi, ha acaparado titulares y portadas, pero el ascenso también es ‘hijo’ de muchos otros jugadores que han rayado a un gran nivel, como el arquero Juan Carlos Martín, el joven carrilero Arnau Martínez, los centrales Santi Bueno, Bernardo Espinosa y Juanpe Ramírez, los centrocampistas Pol Lozano, Aleix García, Borja García o Álex Baena o el ariete Nahuel Bustos, entre otras piezas importantes.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando
El Desmarque

El contenido disponible en esta sección está restringido para menores de 18 años.

Debe confirmar que tiene más de 18 años para acceder.

No